DIY/Outfit

Cómo ajustar un vestido

Todas habréis oído hablar de las piezas básicas que debemos tener en nuestro armario y como sabréis, una de ellas es el LBD (las siglas molan, pero la traducción sería Little Black Dress = Vestido negro corto).

Es muy difícil encontrar este maravilloso vestido: no puede tener ningún tipo de adorno y tiene que ser simétrico (para evitar que la gente pueda recordarlo con facilidad), su largo debe ser a la altura de las rodillas (para poder ponérnoslo en un mayor espectro de ocasiones) y además tiene que ajustarse perfectamente a nuestro cuerpo (¡Ahí es nada!).

Yo pensé que lo había encontrado, pero no me sentía del todo cómoda con él y no sabía porqué…

Hasta que después de un tiempo (¡en dos años apenas me lo había puesto una vez!) me di cuenta de que yo sentía que me hacía barriga y además era un poco corto (soy bastante alta).

Así que lo dejé ahí… en el armario… acumulando polvo…

Y entonces vi un post en el que se hablaba de como alargar vestidos y me dije: ¡Mira! ¡Dos por uno! Voy a hacer eso con mi vestido y además voy a aprovechar para ajustarlo y que no me marque tripa.

Así que siguiendo con mi último post, os voy a explicar como alargué y ajusté el vestido negro que llevaba en ese outfit.

   FOTO 1     FOTO 2

Primero tuve que desmontarlo: descosí el trozo de tela que servía para hacer el lazo así como la falda del cuerpo del vestido (incluyendo la cremallera que estaba en la falda).

FOTO 3

Después, cosí el lazo justo debajo de la tira del pecho aprovechando que tienen el mismo ancho. Con una sola tira no era suficiente para cubrir todo el contorno, así que cosí desde el lado izquierdo de la cremallera hasta la costura derecha y ahí lo empalme con el otro trozo de lazo hasta el lado derecho de la cremallera (con lo que la costura sigue de arriba a abajo).

FOTO 4

Finalmente cosí de nuevo la falda al cuerpo del vestido así como la cremallera.

¡Y voilá! ¡Este es el resultado!

FOTO 5   FOTO 6

Realmente no fue demasiado difícil de hacer, aunque si que es verdad que tarde bastante ¡pero porque tuve que hacerlo a mano! Todavía no me manejo bien con la máquina de coser y no podía esperar, así que entre capítulo y capítulo de mis series favoritas y sentadita en el sofá, conseguí terminar este bonito vestido que ya se ha llevado algún piropo (así como su dueña jajajaja).

FOTO 7

Espero que vosotras también le deis otra oportunidad a aquellas prendas que teneis en el armario y que no os poneis “no sé porqué”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s